Autismo, Filtros y Límites

Autismo, Filtros y Límites
Autismo, Filtros y Límites - Una de esas complicaciones sociales que más nos cuesta a algunos es darnos cuanta de cuando hay que parar o donde poner los límites en una acción o conversación social. Y aunque sepamos de sobra la teoría, en la practica siempre volveremos a caer en los mismo, en extralimitarnos, sintiéndonos culpables posteriormente. 

A los peques con Autismo se les enseña en sus terapias, y se les educa para reconocer y controlar estos temas, a los que hemos crecido sin terapias, es difícil cambiar de hábitos.

Siempre me ha pasado cuando estoy cómoda en un grupo o con una persona, me relajo en mi control social y termino cayendo en situaciones molestas para ella o ellos. Y con lo que me cuesta llegar a estar cómoda en un grupo social, cuando pasa esto me afecta. 

Dices "NO MAS" pero es inútil, cuando vuelves a hacerlo no te das cuenta. Y vuelta el bucle a empezar.

Sobrepasarte en las bromas, en ponerte pesada en un tema, en discutir sobre una cuestión en la que crees llevar razón, en defender algo que incluso ni te afecta, en defender alguna causa que ves justa, en arreglar algo que vez injusto; todo nos puede llevar a pasar el limite que otros pondrían. Donde otros saben parar y hacer STOP, yo sigo, sin darme cuenta de que me paso de largo.

Luego, prefiero el silencio, alejarme, y volver a mi mundo. Donde no hay que interactuar no hay peligro de sobrepasar limites.

Comentarios

  1. Todos cometemos errores, no es exclusivo del TEA, de los errores se aprende. No deberías sentirte asi. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cosa, de los errores no aprendemos, y volvemos a caer. Pero bueno. Al menos siempre podemos disculparnos. Gracias por comentar! Muak!

      Eliminar
  2. Y ademas de verdad,¡Tienes toda la razón! por mas que lo intentas vuelves a caer,así una y otra vez y cada vez te mosqueas mas jajaja

    ResponderEliminar
  3. Todos nos equivocamos y metemos la pata más de una vez, te lo prometo. Soy despistada por naturaleza y no te puedes imaginar la cantidad de meteduras de pata que he hecho por despistada.
    Descubro miles de cosas nuevas leyendoos y me sorprendo lo fácil que es entender a los demás cuando se conocen cada una de las personas. Si tus amigos te conocen y saben como eres, no van a sentirse mal porque metas la pata en ese sentido. Si realmente te sientes mal después, coge al amigo con quien más confianza tengas y dile que te pare los pies disimuladamente. Yo así lo hago. Por despiste.
    Un beso y animo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable Rocío García García .
Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
Legitimación Tu consentimiento.
Destinatarios Blogger.
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Entradas populares